Nuestras terapias son:

 

Fisioterapia:

La fisioterapia es una carrera universitaria, que engloba un conjunto de métodos que curan, previenen, recuperan y adaptan a los pacientes afectados por síntomas de múltiples dolencias, tanto agudas como crónicas, para que optengan un nivel óptimo de salud. Es una alternativa terapéutica no farmacológica.

Para ello el fisioterapeuta:

Realiza una valoración previa y personalizada de cada paciente.

Emite el diagnóstico fisioterápico, que será registrado en una historia clínica.

Establece unos objetivos terapéuticos.

Realiza el pertinente tratamiento.

Además, dentro de la fisioterapia, existen múltiples especializaciones como: osteopatía, miofascial, terapia cráneo-sacra...

Osteopatía:

La osteopatía en España, es una especialización dentro de las terapias manuales de la fisioterapia.

Se trata de una disciplina, un sistema de diagnóstico y tratamiento que busca el alivio y la resolución de los problemas del paciente mediante la normalización del movimiento de todas las estructuras corporales. Este método manual está basado en los conocimientos de la biomecánica y en las interrelaciones entre los distintos tejidos del organismo.

El trabajo del osteópata consiste en romper el "círculo vicioso" del dolor, restaurando así la fisiología normal y consiguiendo buenos resultados en pocas sesiones de tratamiento.

Las técnicas de elección varían en función de las características y problemas del paciente:

Técnicas estructurales:

Usadas para tratar la falta de movilidad dentro de las propias articulaciones del cuerpo, responsables del dolor en la propia articulación o a distancia por las compensaciones que obliga a realizar en el resto del organismo. Son útiles en cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias, hernias discales, esguinces...

Técnicas viscerales:

Utilizadas para tratar la pérdida de movilidad y/o motilidad en las vísceras debido a adherencias, cicatrices, infecciones... Responsables de alteraciones en el funcionamiento normal de la propia víscera o las cercanas, así como de dolor en el aparato locomotor debido bien a los anclajes de la víscera al sistema óseo, o a las aferencias nerviosas de la víscera, que pueden proyectar el dolor a otra parte del cuerpo. Útiles en hernia de hiato, digestiones difíciles, estreñimiento...

Técnicas craneales:

Usadas para tratar la falta de movilidad en las suturas del cráneo. Supone un abordaje mucho más sutil, pero igual de importante, ya que puede suponer el compromiso por tensión de todas las estructuras que están dentro del cráneo o que entran o salen del mismo. Útiles en migrañas, sinusitis, rinitis...

Técnicas pediátricas:

Utilizadas en recién nacidos o lactantes, se utilizan en plagiocefalia, otitis de repetición, tortícolis congénita, cólicos...

Miofascial:

La terapia miofascial centra su atención en el movimiento normal de las fascias del organismo.

Una fascia es un tejido de sostén que envuelve todas las estructuras del cuerpo, permitiendo mediante esta separación natural de las estructuras, que se produzcan todos los movimientos y deslizamientos presentes en un organismo sano, además de dar forma y consistencia a todas las estructuras.

Todas las adherencias, cicatrices... afectan a esta compartimentación, y favorecen que las fascias no tengan un movimiento normal, siendo responsables de que se produzcan problemas de irrigación e inervación de los tejidos que envuelven.

La terapia miofascial busca restaurar esta movilidad natural de las fascias para que las estructuras recuperen sus funciones.

Terapia cráneo sacra:

La terapia cráneo sacra es un abordaje que consiste en sincronizar los movimientos que realiza el occipital con los que realiza el sacro. A este movimiento se le llama movimiento respiratorio primario.

Es a través de este movimiento como se nutren las células de todo el cuerpo, ya que se transmite un movimiento en forma ondulante que favorece la entrada en las células de nutrientes y la expulsión de los desechos.

Es a su vez, una técnica con gran influencia a nivel somatoemocional, pues son en muchas ocasiones las tensiones emocionales, las que provocan dolor físico.

El tratamiento cráneo sacro pasa por hacer una escucha manual sobre los tejidos y buscar esas zonas en las que el movimiento respiratorio primario es anormal para devolverle la capacidad de movimiento normal. 

 


Print   Email